Levantar alas como águilas...

Deuteronomio 12: 28

28.07.2009 18:01

“Guarda y escucha todas estas palabras que yo te mando para que haciendo lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová, tu Dios, te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti para siempre”. Deuteronomio 12: 28

Dios pide de nosotros cosas tan sencillas que nos llenan de asombro. No nos pide grandes sacrificios sino que constantemente nos está motivando para que leamos las Sagradas Escrituras para que logremos conocer y comprender su pensamiento. Él solo quiere experiencias buenas y nuevas para nosotros. Él anhela que caminemos por un camino de rectitud para que nos alejemos de tantos problemas en los que nos metemos por desconocimiento. De hecho, Dios dice en su Palabra que: “mi pueblo perece por desconocimiento”. La Palabra no solo debemos leerla o escucharla sino que también tenemos que guardarla, como un gran tesoro, en nuestro corazón para que no se nos olvide y podamos practicarla todos los días. A cambio de obediencia, Él nos promete que nos irá bien y, como su amor no tiene límites, extiende su promesa a nuestra descendencia. Él tendrá especial cuidado de nuestras familias cuando observa que los progenitores están firmemente agarrados al Señor e instruyen a sus hijos en amor, sabiduría y rectitud y sobre todo temor al Señor.

Que el Señor los bendiga.

Contacto

Lilliana María Incera Villalta

lincera03@hotmail.com

San José, Costa Rica

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode