Levantar alas como águilas...

Efesios 4: 26

12.04.2010 12:18

"Airaos pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo". Efesios 4: 26
 
Dios nos advierte que debemos ser tardos en hablar y también en enojarnos; por lo general, los conflictos, entre las personas, surgen por causa de las palabras que se dice pues muchos las malinterpretan. Dios también nos dice que debemos poner guarda a nuestra boca y pensar muy bien en lo que vamos a decir porque podemos herir a otros.  Sin embargo, nuestro Padre nos conoce y sabe que en innumerables oportunidades nos enojamos porque no controlamos nuestras emociones. Él nos permite el enojo, porque es de humanos, pero insiste en que debemos perdonarnos unos a otros y terminar con el conflicto de inmediato, antes que llegue la noche; cuando las personas permanecen enojadas surgen los resentimientos y la amargura y satanás se aprovechará de esa situación para levantar el odio y el distanciamiento entre los hijos de Dios. Tengamos presente que el diablo quiere destruir a las personas y sumirlas en el caos. Si estamos enojados con alguien es tiempo de buscar la oportunidad para lograr una reconciliación.

 

Contacto

Lilliana María Incera Villalta

lincera03@hotmail.com

San José, Costa Rica

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.

Crear una website gratis Webnode