Levantar alas como águilas...

Mateo 5: 43, 44, 45

26.06.2009 11:35

“Oísteis que fue dicho: amarás a tu prójimo y aborreceréis a tu enemigo. Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen y hace bien a los que os aborrecen y orad por los que os ultrajan y os persiguen para que seáis hijos de vuestro Padre que están en los cielos”. Mateo 5: 43, 44, 45

 

Que fácil es amar y bendecir a quienes nos aman; pero; no es sencillo amar a las personas que se levantan contra nosotros deseándonos el mal. Sin embargo, Dios nos llama a hacerlo, nos pide que amemos sin hacer acepción de personas. A todos por igual, tal y como Él lo hizo en la cruz al dar la vida, con tanto dolor, por toda la humanidad. Cuando nos ocupamos de las cosas del Padre, Él se ocupa de las nuestras. Cuando nos ocupamos de hacer su voluntad, Él nos ayuda a cumplirla. Obedecer a Dios es un asunto de decisión personal pero si lo hacemos seremos colmados de bendiciones que ni siquiera podemos imaginar. Dios recompensa, en forma sobrenatural, a quienes son sus hijos fieles. Adelante, a pesar de las circunstancias ¡Amemos!

Que el Señor los bendiga:

Contacto

Lilliana María Incera Villalta

lincera03@hotmail.com

San José, Costa Rica

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode