Levantar alas como águilas...

Proverbios 1:33

26.11.2009 08:59

"Mas el que me oyere habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal". Proverbios 1:33
 
Todos anhelamos vivir tranquilos. Lo maravilloso es descubrir que nuestra vida puede transcurrir en paz aun y cuando las circunstancias no sean del todo favorables. Se puede cuando le damos el timón de nuestro barco al Señor; se puede cuando descansamos confiadamente en su poder; cuando su Espíritu nos recuerda todos los días que somos más que vencedores entonces es posible que vivamos tranquilos.

Quien no tiene el privilegio de conocer a Dios se hunde y se quiebra durante las pruebas. Muchos creen que las Sagradas Escrituras son una serie de libros que relatan historias fantásticas. No se han puesto a pensar que el protagonista de todos esos sucesos históricos fue, y lo sigue siendo, el Dios de los imposibles. Y es que no hay imposibles para Dios por lo tanto si usted siente temor por algo o por alguien tiene que saber que Él conoce su problema y que de antemano tiene diseñado un plan para rescatarlo. No hay poder como el de Dios; nada ni nadie se le compara. Él puede destruir los planes que el diablo intenta levantar contra usted.

Todo temor desaparece cuando escuchamos la vos de Dios por medio de su Palabra que nos dice que no nos ha dado espíritu de temor sino de poder, amor y dominio propio. Los conocedores de la Palabra de Dios aumentarán su fe e irán de victoria en victoria porque saben quien los sostiene. Ellos no temerán mal alguno porque el Señor dice: "decid a los de corazón apocado esforzaos, no temáis; he aquí vuestro Dios viene con retribución, con pago,Dios mismo vendrá y os salvará", Isaías 35:4

Contacto

Lilliana María Incera Villalta

lincera03@hotmail.com

San José, Costa Rica

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.

Crear una website gratis Webnode