Levantar alas como águilas...

Jeremías 1: 6, 7, 8, 9

19.08.2009 10:42

“Y yo dije: ah, ah Señor Jehová. He aquí no se hablar porque soy niño. Y me dijo Jehová: no digas soy un niño porque a todo lo que te envíe irás tu y dirás todo lo que te mande. No temas delante de ellos porque contigo estoy para librarte dice Jehová. Y extendió Jehová su mano y tocó su boca y me dijo Jehová: he aquí he puesto mis palabras en tu boca”. Jeremías 1: 6, 7, 8, 9

 

Desde su nacimiento Dios escogió a Jeremías como su profeta. Sin embargo, Jeremías se llenó de temor ante el llamado y puso como excusa su edad, 20 años. Jeremías no tuvo escapatoria porque Dios ya lo había escogido y pese a su temor, propio de los seres humanos, ejerció con valentía su ministerio porque Dios lo ayudó. Algunas veces las personas se subestiman y dejan ir excelentes oportunidades por el temor al fracaso. Olvidan que el Todopoderoso Dios está cerca así como lo estuvo con Jeremías. Él irá delante abriéndole el camino y poniendo en su boca palabras sabias si usted deposita en Él su confianza y amor. Jeremías fue escogido para ser mensajero de Dios pero, igualmente, usted ha sido llamado para cumplir su trabajo con excelencia y para ello Dios lo capacita. No tema porque si Dios está con usted entonces ¿Quién podrá estar en su contra?

Que el Señor lo bendiga.

Contacto

Lilliana María Incera Villalta

lincera03@hotmail.com

San José, Costa Rica

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode