Levantar alas como águilas...

Salmo 23

20.04.2009 09:48

Si están pasando por alguna prueba no se dejen vencer porque Dios ha prometido la victoria a todos aquellos que han depositado su confianza en Él. Las pruebas forman el carácter y aumentan nuestra fe.

“Aunque vaya por un valle tenebroso no tengo ningún temor pues están junto a mi tu vara y tu cayado” Salmo 23.

Aunque todo alrededor nuestro parezca triste y tenebroso ahí está el Señor observando nuestras reacciones. El va adelante nuestro y nos ofrece su vara para darnos dirección y su cayado para apoyarnos en momentos de debilidad. No sabemos cuando puede surgir la aflicción o la prueba pero recordemos lo que en su momento dijo: “No teman porque yo he vencido al mundo”. El mundo son todas aquellas circunstancias, no del todo buenas, que durante nuestra vida podemos enfrentar.

Contacto

Lilliana María Incera Villalta

lincera03@hotmail.com

San José, Costa Rica

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode