Levantar alas como águilas...

Salmo 46:10

19.03.2009 09:14

“Estad quietos y conoced que yo soy Dios”. Salmo 46:10

Ocho palabras de gran poder. Muchas veces nos desesperamos para encontrar soluciones. Hacemos llamadas, consultamos a más de una persona, nos ofuscamos y, en muchas ocasiones, la ansiedad del momento nos hace tomar decisiones equivocadas. Mientras tanto, Dios está cerca esperando que le contemos a Él  lo que nos está ocurriendo. Él, quien tiene la respuesta, muchas veces es olvidado. Sin embargo, Él nos tiene paciencia y espera que clamemos a Él porque es entonces cuando viene la respuesta sabia y efectiva. No olvidemos que, muchas veces, tenemos que estar quietos, en paz, tan solo es necesario escuchar la voz de Dios para encontrar la solución.

Contacto

Lilliana María Incera Villalta

lincera03@hotmail.com

San José, Costa Rica

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode