Levantar alas como águilas...

Juan 10:10

24.04.2009 09:50

El Espíritu Santo de dios quiere compartir con todos ustedes lo siguiente:

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia”. Juan 10:10

Todos los días enfrentamos una verdadera batalla espiritual. Por un lado está Dios quien nos ama y por el otro está Satanás. Esa fuerza espiritual negativa que gobierna este mundo quiere destruirnos y constantemente nos está tentando con cosas muy atractivas para que caigamos en desgracia.  Es como un ladrón, se oculta en la oscuridad, es astuto, audaz, conoce nuestras debilidades y se ensaña en ellas para hacernos caer. La debilidad del ser humano se refleja en la infidelidad, la adicción, el juego, la fornicación, las drogas, la pereza, la contienda, la ira y otras muchas más. Satanás nos quiere matar espiritualmente, quiere también robarnos la paz y la de nuestras familias y nos quiere destruir en todo sentido. Sin embargo, no debemos tener miedo. Porque de nuestro lado está Dios. Él venció al mundo y no hay nombre por sobre su nombre. Él es grande y Poderoso, no hay nadie como Él. Si confiamos en el Señor, en su bondad, amor y protección nada ni nadie nos podrá destruir. Resistiremos, con su poder, al diablo y huirá avergonzado. Recuerden: las bendiciones llegan a quienes hemos creído en el amor de Dios.

Que el Señor los guarde en todos sus caminos.

Contacto

Lilliana María Incera Villalta

lincera03@hotmail.com

San José, Costa Rica

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode