Levantar alas como águilas...

1 Samuel 17: 45, 46

22.05.2009 10:43

Que el Señor los bendiga

Entonces dijo David al filisteo: tu vienes a mi con espada y lanza y jabalina mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel a quien tu has provocado. Jehová te entregará hoy en mi mano y yo te venceré y te cortaré la cabeza y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel”. 1 Samuel 17: 45, 46

 

Los filisteos estaban peleando contra el pueblo de Dios. Era necesario que alguien se levantara para derrotar al enemigo. Sin embargo, todos tenían miedo porque los filisteos eran grandes y fuertes en la guerra. Pero se levanto David, apenas un muchacho que era pastor de ovejas y no conocía nada de armas ni de guerra. Lo que hizo fuerte a David fue el conocimiento y la amistad que tenía con Dios. Él enfrentó al filisteo y en el nombre de Jehová lo venció. Su fe en Dios fue inmensa porque antes de que se desarrollaran los acontecimientos él ya sabía que Dios le daría la victoria y le entregaría la cabeza de Goliat. Al igual que David, Dios necesita, hoy, hombres y mujeres que se levanten, con fe, para guerrear por los hijos, las familias, los trabajos y el país y que, además, compartan, por todos los rincones, su Palabra.  El enemigo que tenemos al frente puede ser grande y fuerte como Goliat pero el Padre nos dice, en su Palabra, que somos más que vencedores en Cristo Jesús. No deje que las circunstancias, cualquiera que sean, lo detengan. Usted vino al mundo con un propósito: el de vencer. Es una promesa de Dios para un pueblo que en alabanza y adoración lo honra y que también conoce su Palabra y la practica. Un Pueblo que es obediente a sus mandatos. Así fue David y Jehová de los ejércitos lo honró y, tiempo después, lo hizo rey de Israel.

 Que el Señor los bendiga y que la valentía de David y la confianza que tuvo en Dios sea un ejemplo inolvidable para todos. La única manera de lanzar un grito de guerra y saber de antemano que obtendremos la victoria es conociendo a Dios y a su Palabra. Retírese a su santuario y tenga momentos de comunión con Él. Hoy es el día en el cual usted puede comenzar ese estilo de vida.

Contacto

Lilliana María Incera Villalta

lincera03@hotmail.com

San José, Costa Rica

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode