Levantar alas como águilas...

Proverbios 28:13

16.03.2009 09:10

“Al que disimula el pecado, no le irá bien; pero el que lo confiesa y lo deja será perdonado”. Proverbios 28:13

Nadie puede esconderse de Dios. Absolutamente nadie. El conoce lo profundo del corazón de cada quien. Por eso, y como todos somos pecadores, nos conviene reconocer nuestro pecado, cualquiera que sea, y arrepentirnos. Dios ama al pecador pero aborrece el pecado. Yo me sorprendí cuando hace mucho tiempo leí en su Palabra que cuando confesamos nuestros pecados, ante Dios, Él lo deposita en el fondo del mar y nunca más se acuerda de él. Dios es bueno. Desea que tengamos libertad en nuestra vida y que no estemos atados a malos recuerdos o acciones. Entregue todo al Señor y sea libre. 

Contacto

Lilliana María Incera Villalta

lincera03@hotmail.com

San José, Costa Rica

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode