Levantar alas como águilas...

Santiago 1:6

09.09.2009 08:01

“Pero pida con fe, no dudando nada”. Santiago 1:6 

Muchas veces en la vida, tenemos la necesidad de pedirle a Dios un milagro. Clamamos por salud, trabajo, por una familia, por éxito para nuestros hijos, por paz, por prosperidad y un sinnúmero de cosas más. Cuando tomamos la decisión de clamar a los cielos es porque creemos verdaderamente que Dios es real y capaz de satisfacer nuestra necesidad. Recordemos que la fe es la certeza de lo que esperamos y la convicción de lo que aun no vemos pero que, con total seguridad, sabemos que llegará. Quien pide dudando nunca recibirá la bendición pues con su incredulidad está limitando el poder de Dios. Dice el Señor en su Palabra que toda buena dádiva viene de los cielos; pero, reciben la bendición solamente los que creen.

Que el Señor los bendiga.

Contacto

Lilliana María Incera Villalta

lincera03@hotmail.com

San José, Costa Rica

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode